Gibson, «Un trocito de historia» en Le Meridien

Dichas palabras fueron pronunciadas por el magnífico fotógrafo Joan Fontcuberta haciendo referencia al artista que iba a presentar: el también fotógrafo Ralph Gibson.

El pasado 8 de Junio el hotel Le Meridien nos brindó la oportunidad de dos cosas: asistir al encuentro de Fontcuberta presentando a Gibson en el Palau de la Virreina y, posteriormente, acudir al coctel en el hotel para poder hablar con ellos.

La presentación se tituló «Ralph Gibson: Aprendiendo a ver» y a la vez que de fondo veíamos una película hecha por Gibson, música incluida, Fontcuberta nos lo presentaba: con su Leica (una cámara fotográfica con película de 35 mm) y su obra, lo que Gibson mostraba eran caminos, más posibilidades. En los años 60 su trabajo irrumpe desplegando una mirada mucho más libre que lo visto en la época, buscando un cierto misterio en la realidad cotidiana.

La fama y el reconocimiento le llegó con el primer libro de su famosa trilogía: ‘The Somnambulist‘. Fotos dedicadas al sueño donde lo interesante está en recontextualizar el significado de las fotos. A partir de aquí Gibson obtuvo el reconocimiento que se merecía y pudo publicar el segundo libro de la trilogía, ‘Dèjá Vu‘, y el tercero titulado ‘Days at Sea‘.

Aunque todo lo que acabáis de leer es pura historia, no sabéis lo que es tener delante a dos artistas como Fontcuberta y Gibson. En este caso, la atención recaía sobre Gibson. Y poder escucharle siendo avalado por Fontcuberta no tiene precio; una charla amena para que los asistentes pudiéramos adentrarnos en su mundo y comprender su obra.

Para Gibson, con una fotografía se expresa lo que con otros medios no se podría (a veces la palabra no es suficiente). Si veis sus fotos se ve claramente lo que dijo en su exposición: «Me gusta la técnica de disparar en la calle y fotografiar la noche; es otra manera de ver las cosas«. Sus fotos son mayoritariamente en blanco y negro, todas partiendo de lo más simple, insignificante, para darle un nuevo significado.

Las palabras de Gibson no pudieron expresar mejor aquello que su obra quería mostrar: cuando en arte se dice que la mirada está tanto en el artista como en el espectador, es cierto. Escucharle dota sus fotografías de todo el sentimiento y sentido que él quiso darles.

Antes de pasar a la charla más informal, de tú a tú, hubo una de las preguntas que fue la más interesante para el momento 3.0 (me atrevería a decir ya) que estamos viviendo y que fue respondida con total coherencia y haciendo pensar a los asistentes…. ¿Qué dijo Gibson?

En primer lugar, Fontcuberta mencionó el hecho que «La revolución tecnológica comporta una revolución conceptual» (sólo hay que pensar en las ilustraciones digitales, las noticias que se saben antes por twitter que por la televisión, cómo las disciplinas se han de adaptar a la red para tener presencia…) Gibson habló de las fotos en la actualidad: » La foto ya no es una foto, es otra disciplina porque se aparta de los fundamentos filosóficos y de los dos valores de la fotografía: verdad y memoria«.

Unas palabras dignas de meditar, un discurso lleno de sentido y un lugar magnífico para la recepción de ambos fotógrafos. Le Meridien fue un anfitrión estupendo y esperamos que siga trayéndonos grandes artistas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.