Un rinconcito de tranquilidad

Barcelona es una ciudad rápida, sonora, con muchísima gente… Quién iba a pensar que al lado de una de las zonas más visitadas por los turistas, Las Ramblas, nos podíamos encontrar con un poquito de historia de la ciudad que nos permite estar en tranquilidad: San Pablo del Campo.

Monasterio benedictino situado en el Raval, es una obra del románico que no se sabe cuando se construyó exactamente. En el s. XVI se encontró la lápida del conde de Barcelona, Guifré Borrell, fallecido en 911 y la comundidad que se supone debió existir (sino no se hubiera hecho enterrar ahí), se pudo perder ya que, en documentos actuales, no figura.

Además, muchas lápidas y tumbas de los Bell-lloc, protectores del monasterio, y de otras familias nobles y religiosas, completan el conjunto arquitectónico del monasterio. Victor Balaguer encabezó un grupo de personas que consiguieron que el 1879 fuera declarado monumento nacional.

El claustro es uno de sus elementos más característicos ya que es de los más pequeños que nos hemos encontrado: situado al sur de la Iglesia, las columnas y capiteles tienen diferente decoración, vegetal o con animales fantásticos.

Hoy en día es la parroquia de la ciudad (la descubrimos cuando había una pareja casándose dentro).

El horario de visita al claustro es:

  • Mañanas: de lunes a sábado de 10 a 13:30h
  • Tardes: de lunes a sábado de 16 a 19:30h.

La entrada a la iglesia es gratis pero, para el claustro, son 3 euros.


2 Comments on this post

  1. Siempre que he pasado lo he encontrado cerrado. En fin, algún día coincidiré con el horario.
    Gracias!

    Neus /
  2. Nosotros pasamos un domingo y coincidió con una boda, sinó, nunca coincidíamos.

    Seguro que algún día cuadra con el horario y puedes verlo :)

    Elisa / (in reply to Neus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.